domingo, 19 de julio de 2009


A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra "madre" era la palabra "madre" y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mí un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba.

5 comentarios:

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

uy el significado, el significante, la arbitrariedad de las palabras. Me hiciste acordar a saussure, zulma.

besos. :D

Vir dijo...

que profundidad!!!
deep ocean

Paula (Bera) dijo...

Hola querida, te encontré!!!
Te sigo!!
Ya con tiempito me pongo al día!!
Besos!!!

Blonda dijo...

Tan sabio Julito...

Suerte con la ciru...nos hablamos a la vuelta.

besosssssssssssssssssssssssssssssss

Loviú!

Julia dijo...

Que grande Cortárzar
Queremos tanto a Julio :D

Publicar un comentario